Sobre Casting con Rossy Argüelles y Yigaell Yadin de Rossy Cast

En los dos episodios anteriores hablamos sobre cómo prepararnos para el casting tanto por el lado actoral como de nuestra imagen, en este episodio hablaremos con Rossy Argüelles y Yigaell Yadin de Rossy Cast, una de las castineras de cine y televisión más reconocidas de la ciudad. Con ellos hablamos sobre cómo acercarnos a los y las directoras de casting, tips para hacer una mejor audición, y los errores más comunes que cometemos los actores a la hora de audicionar.

Sigue a Rossy en Facebook o Instagram y a Yigaell en todas las redes como @yigaellyadin.
Sígueme a mi: @sofiaruizactor

¡Si tienes sugerencias de temas, mándame un mensaje directo por Instagram! Y si tienes un segundito, regálanos una reseña en tu app de podcasts, así le podremos llegar a más actores y futuros actores 😉

Este episodio es producido por Flowerhouse Productions, visita nuestra página en inocenteconfusion.com

Música de Text Me Records del YouTube Audio Library.

Si no puedes escucharnos, pero quieres saber qué dijeron Rossy y Yigaell, ¡puedes leernos! Descarga la transcripción de los puntos más importantes:

O léelo aquí mismo:



Sofia: Parte de la razón que quise hacer este podcast es que, creo que, sí, un actor tiene que saber su arte y saber trabajar su actuación, hacer ejercicios, hacer clases, estar siempre en movimiento, pero también es importante que sepamos qué pasa detrás de las cámaras, parte del negocio, y creo que es muy importante que aprendamos en particular, hacer casting.  Que es distinto, una situación de casting nunca va a ser lo mismo a una situación en set o en un teatro.  Es todo un arte, aprender a hacer un buen casting.
Me gusta empezar con cómo se acercaron ustedes al medio, ¿que los trajo a ser directores de casting?

Rossy: La verdad, yo soy actriz y a parte estudié dirección de actores, dirección escénica, a parte de ser actriz.  Y la vida, la vida me fue llevando a hacer casting.  Nunca los esperé, es más, yo no sabía lo que era hacer casting hasta que en algún momento.  Cuando estaba haciendo un proyecto, me invitaron – Mercedes Gironella cuando trabajaba con Fabiola Peña – me invitó a ser asistente de directores de casting.  Ahí fue cuando empecé a aprender lo que era esto, la cámara y todo lo demás y me encantó.  Pues por eso ya llevo más de veinte años en esto.

Sofia:  ¿Y qué te llevó a ser actriz, a buscar una vida en la actuación?

Rossy:  Lo amo.  No te puedo decir otra cosa, es que lo amo.  Realmente en algún punto de mi vida yo dije, ¿qué quiero ser?  Y me encantaba ser doctora, contadora, astronauta…  Y dije, ¿cuál es la carrera en donde puedo hacer todo eso?  Dije la actuación.  No sabes cada poro de mi cuerpo y mi vida y todo, es la actuación.  Y justamente eso me llevó a ser directora de casting para apoyar a los nuevos talentos, para ayudarlos. ¿Por qué?  Porque realmente este medio es un poco difícil. Entonces, justamente es dar ese plus de, vamos a hacerlo, ¿no?  Es lo que amo, la verdad, amo hacer esto.  Amo tener actores.  Por ejemplo, Yigaell que es actor…  Casi toda la gente que me ha ayudado son actores. ¿Por qué?  Porque van a aprender.  Lo importante no nada más es estar enfrente de, sino también conocer lo que es atrás de.  Que es: que el director te pida gente que no quieres (no debería decir eso, verdad).  Pero bueno, es justamente buscar, o decir: okay, quieres a Fulanito de tal, déjame presentarte a otros.  Justamente eso ha sido como mi plus.

Yigaell:  Yo, realmente el rollo de ser director de casting, yo no me considero un director de casting.  Porque es algo que casualmente, cuando lo platicamos, se sorprenden porque lo digo abiertamente cuando está Rossy.  Pero es una pláctica que ya hemos tenido ella y yo, pues yo realmente estoy aquí de paso.  Suena un poco feo, pero cuando me dicen, ¿por qué diriges casting?  Digo, pues para no ser mesero, güey.  Ya due mesero para pagarme la carrera, ya fui mesero para, y muchas otras cosas, para estudiar, no nada más actuación, sino realización, dirección de actores, producción, etc.  Y ahora que ya tengo como sustentarlo, sin ser mesero… pues mientras dirijo casting. Entonces realmente, yo nunca me he considerado un director de casting. Hay gente que sí me considera, lo cual pues también está padre. Pero yo personalmente no me considero un director de casting. Amén, ¿como llegué yo aquí, a acercarme al medio?  Yo crecí, a mucha honra y con mucho orgullo, en los barrios más bajos del Estado de México y del Distrito Federal.  Mi primer trabajo, cuando yo estaba muy pequeñito, era limpiando platos en una taquería y veía películas todo el tiempo.  Y yo sabía que quería hacer películas. Nunca dije voy a hacer cine, para mí era, yo quiero hacer películas. No sabía qué quería ser, solamente sabía que quería trabajar en algo de este rollo.  Y a los once años fui a ver por primera vez una obra de teatro, ahí fue como la Epifanía. O sea, ahí dije, eso es lo que yo quiero, estar ahí. Y posteriormente, empecé a estudiar y a ser mil y un cosas. Trabajar de mesero, albañil, etc. para pagar.  Y una vez que me gradué y empecé a hacer trabajar más en la cuestión de la producción – incluso llegué a ser gerente de producción en varios proyectos grandes, pero nunca lo actualizó en mi IMDB porque no quiero que nadie sepa.  De hecho, ahorita que vi que leíste parte del currículum de Rossy, varios de sus proyectos, yo estoy ahí y en mi IMDB no aparecen porque yo no los pongo.

Sofía:  Si de hecho te estaba buscando y no estaba segura si tenía el correcto porque como no aparece tu foto…

Yigaell:  Sí, no aparece porque no me gusta actualizar.  Lo que me pasa es que no quiero que me suceda lo que me sucedió en algún momento con la producción.  Ya nadie me hablaba para actuar, me hablan para producir.

Sofia: Claro, te encasillas 

Yigaell:  Exactamente.  Entonces ya no quería que me hablaran- una vez que yo me vaya de aquí, no quiero que nadie me hable para dirigir casting. Digo si Rossy necesita paro, pues no hay pedo, pero que ya no me hablen por ese rollo. Eso es como la onda. 

Sofia: Creo que es el miedo que tenemos muchos.  Yo he pensado en meterme al lado de producción y digo híjole, luego me van a ver cómo la chava de producción y se les va a olvidar que actúo. 

Yigaell: Si lo haces, no está mal, pero justo, haz lo que yo estoy haciendo ahorita: cuando yo hacía producción, yo era Don Pendejo y todo el mundo decía, ¿quién hace esto?   Y ahí va Yigaell.  Ahora no.  Ahora pongo un límite.  De hecho, desde que Rossy y yo nos conocemos, fue como: yo nomás lo que tengo que- 

Rossy:  Sólo un casting.

Yigaell:  y ya.  Y después me voy. Si lo dejas bien claro y lo remarcas como constante, no va a pasar nada.

Rossy:  Y aparte, también como actriz es muy bueno que aprendas, o que conozcan los dos lados.  ¿Por qué?  Porque es muy fácil, como actores o como actriz decir: “ay es que producción hace esto, y esto, y esto mal.  No, por algo se hace.  Por algo existen cada uno de los departamentos.  Entonces, casting…  A mí lo que me encanta es que trabajamos con gente.  Eso es lo padre, que no es nada más un número.  Pero también en lo complicado, porque muchas veces el actor se enferma, no puede.  Casualmente, cuando te quedes en un proyecto, te hablan de diez más.

Sofía:  ¡Siempre! 

Rossy:  Es justamente lo que tienen que ver.  

Sofía:  Entender que cada quien tiene sus tareas y todas son difíciles y hay que trabajar juntos de manera armoniosa. 

Yigaell:  Y a parte, justo lo que dice Rossy, es muy importante y es algo que en el taller que nosotros damos de casting les tratamos de clavar mucho a la banda que lo toma y es: cuando tú vienes y haces un casting, y lo hiciste mal, te trabaste, lo que sea… porque salió el sol, no salió como tú esperabas… Y tú quieres una más y no te la dan.  Y te vas, “ay, hijos de su pinche madre, qué les costaba, 

Rossy:  “¡Son unos culeros, uno!”

Yigaell: “Uno, uno más.”  Pero justo, cuando la cajetea el vato que te va a dar replica, si es que te estaba dando una buena réplica, eso está mal.  Porque te vas y dices, “hijo de su pinche madre, yo estaba bien y el güey la cagó.”  O sea, el actor como tal, él puede equivocarse, pero quien da la réplica, no.  Y ahí es, yo que estoy de los dos lados, porque así como tú, igual también voy, toco puertas, voy hago casting, voy y me espero horas – bueno, publicidad no, porque la neta yo no hago publicidad.  Pero, cuando yo llego allá y veo que el cuate me está dando una réplica pésima o se equivoca, es como, “güey, no hay pedo, a mí me ha pasado, no pasa nada.”  Pero, debería de ser reglamentario que un día están en una agencia de casting y se chutan-

Rossy:  Contesten teléfono, abran la puerta… porque por ejemplo, yo en mi Facebook, no tengo mi foto, la gente no me conoce. Cuando yo abro la puerta es así de (tono arrogante) “vengo con Rossy Argüelles.”  Soy yooo… si te sirvo igual está muy bien, pero si no, pues no. (como pidiendo perdón) “¡Ay no, Rossy!”  Luego luego te empiezan a lamer el culo y no está bien.  Realmente tenemos que ser como somos, punto.  Y otra cosa también, como directores de casting, no somos mejores que ustedes.  Somos iguales.  ¿Por qué?  Porque si hay actores que no quieren venir a hacer casting aquí, ¿de dónde los saco?  Y si yo los trato mal… osea, es como una comunión entre ustedes y nosotros.

Sofía:  Sí, nos necesitamos.

Rossy:  Claro.  Que eso es un problema que hay con muchos “directores de casting” que se creen superiores a ustedes y no es cierto. No lo somos. Algo que, y Yigaell lo sabe, tu y yo nos podemos caer muy mal.  Allá afuera, nos vemos y nos mentamos la madre, lo que sea, pero aquí adentro es otra cosa.  Eso es lo que tenemos que ver.  Y ustedes como actores… Si yo estoy de malas, es mi problema, no es el tuyo.  Y eso me encantó de un actor que vino, que yo estaba muy enojada porque me hicieron enojar… y yo subí y dije “¡ay no, estoy enojada por eso…!”  Y el otro fue (expresión de “me vale”) y le valió.  ¡Gracias!  Es eso.  Realmente, ustedes ya tienen mucha presión como actores: el clima, si llueve, si hace sol, si chocaron, no chocaron, el metro, el metrobús se paró…  Tienen un chorro de cosas en contra de.  Nosotros también.  estamos cansados, no hemos dormido, igual terminamos de mandar los vídeos a las tres de la mañana y son las siete y tenemos que empezar… son muchas cosas las que tenemos, entonces justamente: ignórame y yo te ignoro.  

Sofía: Y cada quien hace su trabajo. 

Rossy: Exactamente.  No lo tomemos personal.  O sea, no es contigo.  Si tú un día llegas y yo estoy enojada y te hago jetas, no es contigo.  Es porque acá, que también estamos locos los directores de casting, porque sí lo estamos… es justamente lo que tenemos que hacer, porque aparte, este es un medio en el que se ha – y lo voy a decir y perdón para todos los demás – se ha prostituido cañón.  Cualquier pendejo hace lo que nosotros hacemos.  No hay un respeto.

Sofía:  Justo que hemos estado entrando a este tema.  ¿Cuál es el trabajo que hace un director de casting?

Yigaell:  ¿La parte divertida o la de hueva?

Rossy:  ¡Exactamente!

Sofía:  ¡Las dos! 

Rossy:  ¿Un director de casting qué hace?  Busca buenos actores, tengan o no tengan representante, eso nos vale.  Yo por eso, normalmente, cada año pedimos una foto. ¿Por qué?  Porque yo, que ya tengo el ojo clínico, ya sé por una foto si eres buena o eres mala.  Me falla un dos por ciento. 

Sofía:  ¿Cómo?  ¿Qué hace una buena foto?

Rossy:  Tiene calidad.

Sofía:  ¿De impresión…?

Rossy:  De impresión… 

Yigaell: Del fotógrafo.

Rossy:  De fotografía.  No estás de perfil, o sea, ¿cómo te voy a ver esto?  ¿Cómo sé cómo eres?  La foto cuando yo la veo y cuando te llamo para que vengas y te veo, es lo mismo.  No que, ¡ah no mames, no era igual! ¡Cambió!  El color, el photoshop, todo eso no nos sirve. Eso sirve – y no es en mala onda para las televisoras –  pero para los que hacemos casting para cine, series (teleshit no, porque lo mismo que telenovelas)… Pero cine y series, lo que queremos ver es la foto, quiero ver la persona que es, es lo mismo.

Sofía:  ¿Sí pasa mucho que te entregan fotos con demasiado maquillaje o demasiado photoshop y que verdaderamente no se reconoce la persona?

Yigaell:  Sí.

Rossy:  Deja eso… Realmente… y esto es en mujeres, que tienen el escote hasta el ombligo.  Y las nalgas… dices, ¡no!  No es lo que quiero ver.  Si es cómo quieres manejar tu carrera, va, no hay bronca.  Pero no es lo que quiero ver.  O te voy a hablar para personajes de prostituta…  para otro tipo de personajes.  Pero si yo quiero una actriz, quiero ver su cara.  Punto.  Un close-up.  Que también, perdón, y esto sí lo tengo que decir: “headshot” no existe.  Un headshot es de la nuca.  Osea es un close-up, es lo que necesitamos.  Eso lo que queremos ver.  ¿Cómo eres?  A tí te conozco y si me entregas una foto maquillada, voy a decir: “¡Ah no mames, ella no es, así no es!” ¿Por qué? Porque sé como eres.  Es lo que quiero ver.  Cuando lleguen, es lo que quiero ver.  Es eso.  Director de casting, realmente como carrera no existe. Tú búscalo en donde quieras, no existe.  Los que somos buenos – y perdón por decir que yo soy muy buena, pero sí lo soy – pero somos actores o fuimos actores, estudiamos dirección de actores, dirección escénica.  No somos improvisados, no somos gente que estamos fuera de.  Sino, somos gente comprometida – que a mí no me importa, yo hice y estuve muchísimos años trabajando como actriz y lo amo y me encanta – pero justamente es por eso que yo quiero que tú hagas un buen casting.  No te quiero poner el pie. Es justamente eso, apoyarnos, ayudarnos.  Es lo que a mí me ha ayudado muchísimo a que me den proyectos muy buenos. Hay uno que no voy a decir, del cual digo híjole sí lo hice.  Pero de ahí en fuera, sean buenos o malos proyectos, estoy orgullosa de todos los que he hecho. ¿Por qué? Porque quedó gente muy buena, porque la estuvimos buscando, porque estuvimos partiéndonos la madre para conseguir el personaje.  Y porque muchas veces el director te dice es que quiero a… me pasó con Fernando Rovzar cuando hicimos X-mas, Inc.  Él me dijo, “es que no quiero para los enanos gente que mida más de uno cuarenta, uno cuarenta y cinco, algo así.  Pero vino a hacer un casting un cuate que tenía toda la cara de duende.  Que se llama Osegueda, se apellida Osegueda.

Yigaell: Agustín.

Rossy: Agustín.  Y yo lo veía, y decía, es que éste es un duende.  Y se lo presente a Fernando y quedó.  Justamente es eso, eso es jugar con lo que estamos haciendo.  Es mostrarle al director o al productor que hay más allá de lo ellos están viendo.  Eso es el trabajo real del director de casting.  

Yigaell:  Y leer un chingo de guiones, un chingo de llamadas, un chingo de juntas y cosas de hueva.

Sofía: Ese es el otro lado.

Rossy:  Ese es el otro lado.  Y estar viendo lo que tienes que hacer… Por ejemplo, cuando nos tocó hacer la tercer temporada de Ávila, en dos días nos aventamos la primera y la segunda.

Sofía:  ¿De todo el casting de toda la serie?

Rossy:  ¡Sí!  Pero es mi chamba.  Porque a parte es un proyecto bien padre en el cual estaba todo el mundo.  Entonces, ¿si tú eres la directora para que te propongo alguien que ya estuvo?Esa es mi chamba. Mi chamba es leer todos los guiones, aunque diga… hay algunos proyectos que dices, “bueno, no, esto es un castigo, Dios mío, ¿qué hice?”  Pero los tienes que leer para saber que hay, cómo van, por dónde van.  Si habla como mexicano, norteño, sureño… esa es nuestra chamba.  Y a alguien le choca que lo obliguen a leer los guiones.

Yigaell:  Sí, cuando están pinches sí, la neta. 

Rossy:  Hubo algunos que no leyó. 

Yigaell:  Sí.

Sofía:  A de ser un gusto cuando llega un guión muy padre.

Yigaell:  Ah sí, claro. 

Rossy:  ¡Uy, sí!

Yigaell:  En veinte minutos ya está. 

Sofía:  Y bueno, como actores, cuando llegamos aquí, yo lo comparo un poco como llegar a Hollywood o llegar a Nueva York es una meca de-

Yigaell:  Ojalá fuera así.

Sofía:  Ahí vamos, ahí vamos… pero es una ciudad donde hay una industria. Aquí las diferencias que yo veo, por ejemplo con los Angeles, es que no hay tanto recurso, ¿no?  En Los Ángeles tienen un montón de blogs, y ayuda, y entre los actores… y hay libros de “Tu Primer Año en Hollywood,” y miles de recursos.  Y aquí llegamos y es como… ¿y ahora…?   ¿Cómo hago ese primer acercamiento con gente de casting?

Yigaell:  Primero, yo creo que quitándose la hipocresía.

Rossy:  Sí.

Sofía:  ¿Osease?

Yigaell:  No digo que todos, pero sí yo creo que un setenta por ciento de los actores (generalizando actores/actrices no para no entrar en shows porque luego me regañan) piensan en, no todos somos amigos, compañeros, blablabla, pero si hay un casting no te dicen.  ¿No? Y es: güey, es una competencia./  No somos amigos./  Huevos güey, no es cierto, ¿por qué no le dijiste hojete?/  No, porque es de mi perfil./  Pos si todos son compañeros y amigos, dile güey. 

Rossy:  Gánatelo.

Yigaell:  Yo creo más en el rollo de primero quítate ese pedo, ¿no?  De pensar en que todos somos hermanos cuando realmente por atrás que están pateando las pompis.  Y lo que lo que yo le digo a la banda es, si tú quieres que se abra una puerta, ¿qué tienes que hacer? 

Rossy:  Tocar.

Yigaell:  Tocar.  Y si no abren, vuelves a tocar.  Y si no abren, vuelves a tocar.  Como cuando vienes a casting.  Vienes, y tocas el timbre treinta veces en diez segundos.  Es lo mismo.

Rossy:  Y luego abro yo y digo “¡¿Qué?!”  Y es así como: “¡lo siento!”  ¡Pues no!  Es lo mismo. 

Yigaell:  Es lo mismo, no pasa nada. Lo peor que puede pasar es que te digan que no. Y ya.  Hablaba ayer con algunos cuates que están tomando el taller, yo soy pésimo ligando, pero creo que es como ligar.  Tú vas viendo y vas… si ves a una chica sonriendo, te acercas y la saludas.  Si te pinta cremas, te vas.  Misma historia con las morras.  Ustedes van viendo si el prospecto va jalando o no, y saben en qué momento retirarse y en qué momento dar el siguiente paso, es lo mismo.

Rossy:  Y aparte ahorita es súper fácil.  En internet puedes encontrar todo.  El problema, y con todo respeto, los actores y las actrices son bien huevones.

Sofía:  ¿Por qué, a qué te refieres? 

Rossy:  Porque no investigan.  “Fui a ver la película de Omar Chaparro.”  ¿Por qué? Porque jala.  Pero a ver, ¿quién la dirigió, quién la produce, quiénes son los demás del talento? “Ay, pues no sé.”  Investiga.  Para eso existe una página, como la que tu viste de IMDB.  Ahí viene toda la información.  Y tal director, a ver ¿qué más hizo? “Esta película y está, ay, esta es muy mala…”  ¡Pues véela!  Es el ejemplo que también en el taller pongo yo.  Por ejemplo, Lemon.  Lemon no es lo mismo películas, que series, que teleseries.  Hay que aprender a ver cómo lo dirigen, qué es lo que buscan, qué es lo que hacen.  ¿Cuántos directores hay en una serie?  Aunque sean de la segunda unidad, lo que sea. Pero, ¿cuántos hay?  Son los nombres que tienen que ¿Cuántos actores realmente van a una premiere?  Y es donde conoces a todo el mundo.  Pero puede contigo… Yo.  Puedo pasar frente a ti, pero no me conoces.  Justamente es tu trabajo como actor o como actriz el saber quiénes son, cómo son…

Sofía:  ¿Qué tipo de actuación les gusta?

Rossy:  También.

Sofía:  Si vas con un… no sé, se me ocurre un Tim Burton, le gusta una cosa muy distinta que a un Rob Marshall (error en el momento, quería decir Gary Marshall), que es más tierno más familiar.  Eso va a informar las decisiones que yo tengo que hacer.

Rossy:  Y también otra cosa. Normalmente hablamos mal del cine mexicano.  Porque nos llenamos la boca diciendo que es una mierda.  ¿Cuánto cine mexicano vemos?  

Sofía:  Sí hay que verlo.

Rossy:  Que es Derbez-  No importa véelo.  Que es Chaparro- no importa, véelo.  ¿Por qué? Porque nunca sabes cuando…  Realmente, siendo muy crueles, es con lo que vas a trabajar.  Para irte a Europa o a Estados Unidos es mucho más complicado.  Pero, ¿con quiénes vas a trabajar?  ¿Cómo se llama a los directores que están haciendo cine mexicano?  ¿Qué cine mexicano hacen?  No es lo mismo Sariñana, que Bisner, que Bolado, no es lo mismo.  Tienes que conocer el trabajo de todos.  El cine yo siento que es como el fútbol, todo el mundo-

Yigaell:  No, espérate.  No lo compares con un deporte tan horrendo.

Rossy:  Todo el mundo opina, todo el mundo cree saber.  Y no.  “Ay, es que no me gustó.”  ¿Por qué?  “Pues, porque me aburrí.”  ¿Por qué?  ¿Qué es lo que tiene que no te gustó?  Porque una cosa es que no te guste, y otra cosa es que sea malo.  Y normalmente es, “no, no me gustó.”

Sofía:  Analízalo, ve más allá.

Rossy:  Ve más allá de lo que te gustó, no te gustó, ¿no?  Es eso.  

Sofía: Ya hablamos de una, pero creo que los actores tenemos tres herramientas: la foto, el currículum y demo.  Ya hablamos de la foto.  ¿Qué hace un buen currículum o un buen demo?

Rossy:  Híjole el currículum, yo soy la peor para decirlo, porque no me importa el currículum. El currículum lo veo aquí en el foro.  Porque pudiste haber estudiado con… 

Yigaell:  Creo que tiene que ver un poco con eso, la credibilidad que por lo menos aquí tiene el currículum es muy nula.

Sofía:  ¿Por qué?

En unos días estará disponible el resto del texto. ¡Gracias por tu paciencia!