Sobre Vestuario con Claudia Aline Gonzalez

El episodio pasado hablamos sobre cómo prepararnos para el casting con el coach Oliver Avendaño, en este episodio hablaremos con Claudia Aline Gonzalez sobre cómo preparar nuestra imagen, que aunque puede parecer ser algo superficial, en un medio visual, es importante entender qué comunicamos con nuestro físico y arreglo y cómo podemos aprovecharlo y manipularlo al máximo dependiendo del casting. Claudia Aline es stylist y además es actriz, mejor conocida por su trabajo en La Lechuga, así que su experiencia con las dos carreras es invaluable.

Sigue a Claudia Aline en Facebook o Instagram
Sígueme a mi: @sofiaruizactor

¡Si tienes sugerencias de temas, mándame un mensaje directo por Instagram! Y si tienes un segundito, regálanos una reseña en tu app de podcasts, así le podremos llegar a más actores y futuros actores 😉

Este episodio es producido por Flowerhouse Productions, visita nuestra página en inocenteconfusion.com

Música de Text Me Records del YouTube Audio Library.

Si no puedes escucharnos, pero quieres saber qué dijo Claudia Aline, ¡puedes leernos! Descarga la transcripción de los puntos más importantes:

O léelo aquí mismo:



Sofía: ¿Cuéntanos sobre tu trabajo como stylist para Comedy Central y cómo tiene que ver con la construcción de personaje?

Comedy Central me contacta para hacerles el styling (diseño de imagen) para todos los stand-uperos. La primera emisión hubo setenta y tres comediantes a los cuales tuve que vestir porque ellos son chicos que están acostumbrados a estar en bares, donde qué importa si llegaste al bar y estas mojado porque te agarró la lluvia. No importa. O si no te combinaste porque la mejor la personalidad de este chavo es justamente eso: no saberse combinar. A la mejor habla de eso, de lo mal que se viste. Entonces sí habla de lo mal que se viste, vamos a vestirlo mal a propósito. En imagen decimos: vístete como sea que te vistas, pero hazlo a propósito. Si te vas a ver muy loco que sea propósito. No “me puse dos calcetines diferentes porque estaba a oscuras en mi casa y no encontré el otro.” Eso no es hacerlo a propósito – eso es porque no había luz y porque uno estaba sucio o no lo encontraste. Eso es una flojera interminable. Pero si lo vas a hacer a propósito, vas a hacer un statement, va a tener un peso. Si en el set hablas de que vienes de una colonia pobre y que no te alcanza para ropa, perfecto. Pero vamos a hacer que se note, vamos a hacer que sea a propósito.

Cantinflas, por ejemplo. Todos ubicamos muy bien a Cantinflas – es el pobre que siempre trae los pantalones que ni siquiera le quedan. Y él es a propósito. Seguramente él en su concepción del personaje dijo, “este personaje no puede ir con los pantalones bien, y nunca va a ir con unos pantalones bien.” Puede estar en la mejor cena, y los chistoso es que todos están vestidos muy bien y él sigue siendo Cantinflas. Él trascendió como este personaje, y ellos (los comediantes) deben de trascender como son, en su esencia, como todo todo el mundo.

Estamos muy acostumbrados a ver cuerpos perfectos. No hay cuerpos feos, solamente mal vestidos – en el sentido de no proporciones. Si eres chaparrita, con qué no te ves tan chaparrita… Incluso, hay hombres que parece que tienen mucha cadera, pero hay se pueden vestir para que no se les vea eso.

Yo me di cuenta que la imagen no es una cuestión superficial, es una cuestión de conocerte y saber lo que quieres proyectar.

Sofia: A la hora de tomarte unas fotos, tienes que representarte a ti; alguien me había comentado que tienes que ser tú en tu mejor día. ¿Cómo logró ese yo en mi mejor día a través de mi ropa y de me arreglo?

Claudia Aline: Al principio de mi carrera como actriz, quería unas fotos con una minifalda, súper sexy, pero porque tenía otra percepción de las cosas; otra chavas se ponían todas de negro y supera alaciado el pelo… y te dabas cuenta que no corresponde la foto con quien llega. Entonces, sí estoy de acuerdo que tiene que ser en tu mejor día, pero tienes que ser tú. Cuando me tomé unas de mis primeras fotos se usaba mucho la ceja delgadita, como de 1940, redonda. En las fotos, me hicieron la ceja todavía más redonda, me pusieron los ojos color miel (que no tengo), yo me alacié el pelo (no tengo el pelo lacio)… Claro, cuando yo llegaba, no correspondía. Las fotos están preciosas, yo era la más orgullosa de enseñarlas, porque además soy yo con todo el photoshop que se puede encima. Me veo otra. Sí ves que estoy ahí, pero la nariz más afilada, las cejas, ojos color miel, lacia. Todos ubicamos ahorita el Tinder y los memes de “yo en Tinder y yo, el que pasa por la puerta.” Es lo mismo. No podemos mentirles a los que nos van a ver.

Creo que el diseño de imagen todavía no se ve como un servicio que tenga que ser necesario. Todos pensamos que nos sabemos arreglar bien y sabemos lo que nos queda bien. Hay gente que es muy intuitiva y lo sabe hacer, pero un actor que dijera “yo necesito algo de imagen,” sería una palomita – el poder decir sí está bien.

Incluso la gente que va al plano laboral saliendo de la universidad. ¿En la universidad cómo te vistes? Jeans, tennis: casualsisisísimo. ¿Cómo vas a una entrevista de trabajo si te quieres unir al plano empresarial? Igual como actor, no vas ir de traje sastre a un casting. Depende de lo que requieran.

He escuchado a muchos compañeros actores que me dicen, “yo una vez fue al casting de vagabundo y desde que me subí al metro empecé a ser un vagabundo. Y me comí al personaje, lo hice mío y me llegué tirando como homeless a la castinera.” Esas cosas se me hacen como muy interesantes. Si sabes que vas para un personaje, sí créalo. Pero, lo que digo: a propósito. No ponerse los jeans que no lavé ayer con salsa Valentina. No. Eso es flojera, eso no es a propósito. Hazlo a propósito, a lo mejor no comas, para que se te note que no has comido.

O en un casting de mamá joven, por ejemplo, a lo mejor tú eres más rocker que una mamá joven, entonces ten una blusita floreadita con olansitos, que es más o menos lo que te piden – olancitos, amarillos, claritos, todo en pastel. A lo mejor ten tu outfit de mama joven. No lo uso, me choca, pero me lo pongo y me siento como mamá joven.

Sofia: ¿Qué recomendaciones tienes para los castings que no son tan específicos – muchos castings de comerciales o castings para cine y tele en los que tal vez el personaje se asemeja mucho a ti?

Claudia Aline: Creo que lo más neutro. Como en las fotos – la playerita blanca, negra, jeans, muy fresco. Las fotos que he visto que más me gustan son cuando son mucho más neutras, como en colores neutros, fondos neutros – mostrar que puedes hacer lo que sea.

Ahorita están muy de moda los tennis. Antes se veía raro ir de tenis. Ahorita esta padrísimo que en todos las dos hay unos tenis muy, muy lindos. Te puedes ir arreglada, traer el pelo bien peinado, y el maquillaje, y una blusa linda y los accesorios y tennis.

Sin el photoshop.

Sofia: También hay que hablar con los fotógrafos, decir: sí, quítame el grano que no vive permanentemente en mi cara, pero no me quites lunares o arrugas que ahí están.

Claudia Aline: Claro, no me hagas más chavita… Como estos filtros, que están saliendo en todos lados, en Snapchat etc… Todo el mundo anda haciéndose el filtro de bebé y entonces todos nos vemos como bebés de cuatro años. No manden eso, eso no lo pueden mandar.

Sofia: ¿Crees que es necesario reflejar un poco de personalidad tuya en tus fotos?

Claudia Aline: Sí creo que se puede. La manera en la que sonríes o la manera en la que te paras o como te sientas. Hasta en los accesorios puedes tener un una leve idea. A lo mejor te pones unos jeans y hay unas medias de red abajo y unos tenis. Y en tu foto ves a una chava medio rockerona, medio rebeldona, algo estás poniendo un toque, que no es la clásica chava en jeans, playera y ya. Un toquecito, unos estoperoles en una playera blanca… Le puedes dar tu toque.

Sofia: ¿Y en cuanto maquillaje para las fotos, qué dirías?

Claudia Aline: Mucho depende de la edad. He visto fotos de gente muy grande donde se les ven perfectamente arrugas, manchas, todo, y se ve muy bien. Estás dejando por sentado que tienes es edad, que tienes esos manchas, que tienes esa piel, que tienes esas canas y ya, te asienta mucho. Pero si no, que sí sea una piel que se vea cuidada. Creo que la piel cuidada habla mucho de como te quieres, de como te cuidas, de como te procuras, de como te alimentas, de qué tomas, de qué no tomas. Lo más cuidado que te puedas ver. Y no tiene que llevarte ni mucho tiempo ni mucho dinero.

Sofia: ¿Crees que sea suficiente con estar bien descansada y ponerte un buen humectante o crees que es mejor maquillarte – ya sea que tú te lo sepas poner o que alguien te lo haga?

Claudia Aline: Hay unas cremas que me están gustando mucho, BB o CC cream. No es una base como tal, tan pesada, y se adhiere muy bien al color de tu piel, entonces parece que no traes nada, nada más se ve muy uniforme. Lo uniforme da esa sensación de salud.

Sofia: ¿El lente hace que se te vea distinta la ropa o hay cosas que tendríamos que tener en mente? Por ejemplo, un coach de actuación me dijo que no era lo ideal usar un saco para un casting porque, aunque sea de oficinista, el saco me esconde.

Claudia Aline: Es muy de estructura entonces funciona muy bien a nivel empresarial como para darte poder y para darte un estatus diferente. Pero efectivamente, ante la cámara puede ser que esconda un poquito la silueta, para las mujeres. Pero para los hombres podría ser porque ahorita también ya están mucho los sacos slim fit, entonces van más al cuerpo.

Las rayas muy, muy finitas, hacen un efecto que se llama moiré – engaña al ojo y se ve raro, molesta. Los puntitos como lunarcitos, también. Hay cosas que se supone que no están permitidas, por ejemplo, en el teatro dicen que no te vistas de amarillo porque da mala suerte, pero bueno son supersticiones.

Lo que sí no recomendaría, también como para cualquier cosa empresarial, pero también para un casting, sería el café. El café tiene una connotación de suciedad, de no profesional.

Sofía: A cámara (al opuesto que para fotos) me habían comentado que el negro no es ideal porque absorbe más la luz y te ves demacrada (a menos que ese sea el efecto que quieras), y que el blanco refleja demasiada luz, que tampoco es el ideal. ¿Hay algo de cierto en eso?

Claudia Aline: Hay una cosa que se estudia en imagen que es la colorimetría. Somos cálidos o fríos, depende. No todos los güeros de ojos azules son fríos porque parece que su piel es fria, no. Es una cuestión de un todo completo. Hay que estudiar todo, como eres en tu versión natural, eso es lo que te va a dar la colorimetría – a dónde perteneces, si a cálidos o a fríos.

En el test se hace con dos telas muy normalitas, una plateada y una dorada. Y es muy chistoso, le pones alguien, el plateado y automáticamente puedes ver… demacrado, ojeras, arrugas, casi que se ven enfermos. Y le pones el dorado y todo le resalta todo. Increíble. Todo bien, entonces esta persona evidentemente, es cálida. Le van a quedar todos los cálidos. Pero qué cálidos, porque hay subgrupos: el cálido de invierno, cálido de primavera, cálido de otoño. Tú tienes que ir viendo más o menos qué son los colores que te quedan.

Sofia: Si no tengo la posibilidad de ir con un asesor de imagen que me haga esto, ¿cómo puedo yo averiguar qué color soy?

Claudia Aline: Muy fácil podría ser con una playera blanca y una negra frente al espejo, luz natural y te pones la blanca y si no te hace ojeras, arrugas… Pues entonces te tienes que ir más a los colores claros. Puedes checar también con telas, una dorada y plateada, con un pedacito que puedes comprar en cualquier casa de telas – y también lo que te diga la gente.

Si alguien te dice, “qué bien te ves hoy,” tiene que ver completamente con el color. El color que está más cerca de tu cara, todo lo que vaya a nivel de cuello y cara es lo que te va a dar como más luz. Cuando te dicen “¿que te pasó, estás enferma?” ¿Qué traigo muy cerca de la cara?

Sofia: Entonces, si me veo mejor con el dorado, tienda cálidos y tendrá causar rositas, naranjita, salmón… si me veo mejor con el plateado, tiendo fríos y tienen que ser más azules, turquesa, o hasta un rojo, pero más vino…?

Claudia Aline: Después te sorprendes porque cuando se hace el estudio de colorimetría, son creo que ciento cincuenta y tantos colores. A veces vez un rosa y dices, es casi igual que este rosa, pero éste rosa tiene más azul. Empiezas a darte cuenta que ni todos los naranjas son cálidos, ni todos los rosas son cálidos, ni todos los azules son fríos porque es lo primero que piensas.

Sofia: ¿Cuál es el mejor consejo que ha recibido?

Claudia Aline: No te lo tomes tan en serio.

Sofia: ¿Cómo manejas el rechazo?

Claudia Aline: Hace poco, iba a hacer otro proyecto y insistieron que sí, confirmada. Listo, increíble. Me fui muy contenta y a la hora me hablan: “oye, se suspendió.” Entonces me metí al baño y dije, “¿qué es lo que estoy haciendo mal, por qué se me están cayendo las cosas, qué es lo que está pasando?” Se lo comenté a mi novio y me dijo, “¿y por qué no piensas cuando todo te sale, qué es lo que estás haciendo bien? ¿Porque siempre es, qué estoy haciendo mal? ¿Por qué no te pones a pensar qué estoy haciendo bien?” Y pensé, no es la primera y van a ver más. Me doy cuenta que tengo una residencia bastante importante, pero no tiene que ver tanto con esta etapa de mi vida de actriz. Yo creo que siempre.